8 errores en tu página web que pueden impedir que triunfe

Hay ocho errores que se suelen cometer en las páginas web y que pueden restarles eficacia y convertirlos en dolores de cabeza desastrosos. Los nuevos propietarios de páginas web pueden caer en estos errores fácilmente, pero también son fáciles de corregir y evitar.

1. Pasar por alto la navegación por la página web en los dispositivos móviles

Según BGR, los dispositivos móviles desplazaron a los de escritorio como herramienta preferida para navegar por Internet en 2016, una tendencia que avanza imparable.

Si has visitado alguna vez alguna página web por la que es difícil navegar con tu teléfono móvil, ya sabes lo problemático que puede ser encontrar la información que estás buscando. Por eso debes asegurarte de que tu página web esté adaptada para los usuarios de dispositivos móviles. Para ello, tu página web debe ser capaz de configurarse por sí mismo para ajustarse al tamaño de pantalla de cualquier dispositivo en el que se visualice.

WordPress.com ofrece temas adaptables que le darán a tu web un diseño optimizado para los usuarios móviles.

2. Olvidar sustituir el contenido muestra del tema

Cuando configures una página web, asegúrate de no dejar ninguna fotografía o texto de muestra en tus páginas.

Muchos temas de páginas web incluyen contenido de relleno preconfigurado en sus páginas para que puedas ver cuál será su aspecto cuando añadas tu propio contenido. Por ejemplo, el contenido de ejemplo de la página «Acerca de» del tema que elijas podría ser: «Escribe aquí tu información y la de tu empresa». Si olvidas reemplazar o eliminar el texto de muestra en algún lugar de tu página web, puede que parezca que eres una persona descuidada.

3. Dejar morir el blog

Es habitual encontrar «blogs muertos» en páginas web de negocios pequeños. Cuando se crea una página web nueva, sus propietarios pueden llegar a escribir hasta cinco entradas de blog en poco tiempo, pero luego tienen que ocuparse de otros asuntos y dejan de escribir contenido nuevo.

Tres años más tarde, cuando alguien visite una de estas webs, se preguntará qué ha pasado con el blog. ¿Sigue existiendo el negocio? ¿Por qué se dejó de añadir contenido?

Si tienes un blog, ponte como uno de tus objetivos escribir un mínimo de una entrada al mes sobre temas que sean importantes para tu negocio. Si tienes un «blog muerto» y no hay posibilidad de que puedas generar nuevo contenido periódicamente, quizá lo mejor sea quitar el blog de tu página web (a menos que tus entradas antiguas estén generando mucho tráfico en la web).

4. Saturar la página de inicio

En la página de inicio te gusta contar cosas sobre ti y tu negocio a las personas que te visitan. ¿Pero has visitado alguna vez una página web en la que al mirar la página de inicio te hayas sentido como si leyeras una novela?

Existen muchos otros lugares en tu página web (o blog) en los que puedes extenderte hablando de quién eres, por qué eres diferente, y las ventajas de tus productos y servicios. La página de inicio ha de usarse como el punto en el que se inicia una relación, no como una biografía completa que agobie a los visitantes.

5. Ocultar información importante en los lugares más recónditos de la web

Si los usuarios que visitan tu página web tienen que buscar a fondo en tus páginas para encontrar información importante, se frustrarán y la abandonarán.

¿Cuál es tu horario? ¿Tienes en existencia algún producto específico? ¿Cuál es la dirección y el número de teléfono de tu tienda? Haz una lista de la información que es esencial y la más importante, lo que necesitan conocer los visitantes de tu página web, y colócala en la página principal de tu web. Asegúrate de que se pueda llegar a ella fácilmente y que no haga falta pasar por varias páginas para encontrarla.

6. Utilizar fotografías de archivo no adecuadas o imágenes granuladas

«¡Mira, es el ingeniero ese con casco! He visto la misma foto en las páginas web de la competencia.»

Las fotografías de archivo tienen su utilidad, pero la mejor opción es utilizar fotos originales de alta calidad que cuenten una historia única. Usa fotografías que representen ejemplos reales de tu trabajo y de personas (no modelos de archivo) que trabajen contigo. Si eres el dueño de un negocio de una determinada ciudad, reconocer un nombre o una imagen puede dar sus frutos cuando alguien entre en tu tienda y vea a las personas y los productos que presentaste en línea.

Dicho esto, queremos advertirte de algo si utilizas fotos originales. Las fotografías granuladas que se hacen con cámaras de poca calidad, o las imágenes cuyo tamaño se ha modificado de manera incorrecta, no servirán de mucho más que las cansinas fotos de archivo. Si te decides a utilizar fotos originales, asegúrate de hacerlas con la máxima calidad posible.

7. Usar fuentes ilegibles

«Me gustaría comprar tus productos, pero desafortunadamente me es imposible leer tu página web». Los clientes potenciales no te van a decir esto directamente, pero lo pensarán cuando abran la página web de la competencia. Aunque no lo parezca, usar fuentes demasiado pequeñas o con colores demasiado claros que dificulten la lectura es un error muy habitual.

¿Quieres asegurarte de que todo el mundo pueda leer tus fuentes en cualquier lugar de tu web? Si te acabas de adentrar en este mundo, elige un buen tema para tu página web que facilite la lectura del texto. Antes de empezar a promocionar tu web cuando lo hayas acabado, pide a amigos y familiares que lo revisen en varios dispositivos (computadoras, teléfonos móviles y tabletas). Tómate muy en serio los comentarios que te hagan y cambia los tamaños y colores de las fuentes si hace falta.

8. Seguir al líder en lugar de destacar

¿Cuál es el equivalente en texto a la fotografía de archivo? Contenido soso y aburrido. «Somos diferentes porque estamos orgullosos de nuestro servicio al cliente». ¿Acaso la competencia no está también orgullosa de su servicio al cliente?

En lugar de copiar a otros o intentar seguir al líder, conviértete en líder siendo tú mismo. Por supuesto, eso es más fácil de decir que de hacer, pero definir la voz de tu marca te ayudará a destacar entre la multitud.

Si evitas estos ocho fallos que se suelen tener al crear una página web, podrás asegurarte de que tu página web tiene el mejor aspecto y el máximo rendimiento, a la vez que sirve de herramienta promocional muy eficaz durante muchos años.

Deja que nuestros expertos creen tu sitio web personalizado de WordPress.com.

Podemos crear lo que necesites, ya sea una página de destino o un sitio completo de eCommerce, una academia de aprendizaje en línea o un sitio informativo e interactivo para tu negocio.

Realiza la solicitud ahora

INFORMACIÓN SOBRE EL AUTOR